Hábitos saludables para directivos

Doctor GlobalDiet

Frecuentemente nos referimos a la salud de las personas como algo importante, pero en realidad  solo le damos importancia cuando se pierde, y eso es consecuencia de un mal entendimiento de lo que significa la palabra salud. La Organización Mundial de la Salud OMS, define la salud como el “Completo estado de bienestar físico, mental y social y no solamente la ausencia de enfermedad en las personas”.

Esta falta de cultura en salud también está muy arraigada en un grupo específico de riesgo como son los ejecutivos, personas solventes económicamente y con amplias coberturas sanitarias, pero que desarrollan estilos  de vida que acentúan de forma muy importantes los riesgos para su salud. Hay que tener en cuenta además la influencia tan negativa que pueden suponer los problemas de salud del grupo directivo en su empresa y en todas las personas que trabajan bajo su responsabilidad.

La atención a la salud de los ejecutivos, más allá de la prestación de servicios médicos, se debe basar ante todo en la promoción de un estilo saludable y equilibrado de vida y para eso es necesario que  nos centremos en tres aspectos fundamentales como son el ejercicio, una alimentación equilibrada y por supuesto un descanso adecuado.

La actividad física, junto con la alimentación, va a ser fundamental en el mantenimiento de nuestro peso. Nuestro programa de actividad física debe ser diseñado por un profesional en la materia y de forma personalizada, según nuestro estado de forma. Los beneficios de la práctica deportiva son múltiples:

  • Alivio del estrés (producción de endorfinas, dopamina y serotonina) y mejoría del sueño.
  • Aumento de la autoestima y mejoría de la salud mental (mejora del estado y del aspecto físico).
  • Mejoría de la resistencia, retrasando estados de fatiga y acumulando una mayor energía durante el día.
  • Mejoría del estado de ánimo y la sensación de bienestar.
  • Uso de toda la capacidad cardio-respiratoria “corazón sano”.
  • Mejoría notable del sistema inmune.
  • Pérdida o control del peso.
  • Mejoría de  la coordinación y flexibilidad.
  • Potente acción antiaging y antitumoral

En relación a los hábitos nutricionales, cuando nos encontramos en un peso saludable, y queremos mantener el peso controlado, tenemos que tener en cuenta:

  • Comer con tranquilidad, masticando despacio y saboreando lo que comemos. Comer de forma progresiva cantidades más moderadas.
  • Beber abundante agua, entre 1,5-2 litros al día.
  • No dejar pasar más de 1 hora desde que nos levantamos hasta que desayunamos.
  • No dejar pasar más de 5 horas entre cada comida. Normalmente comemos cada 3-3,5 horas.
  • Tomar un tentempié 30 minutos antes de hacer ejercicio e inmediatamente después para así estimular la hormona del crecimiento y desarrollar masa muscular.
  • Si pasan más de 2 horas desde que se cena hasta que nos vamos a dormir, hay que tomar un tentempié para mantener los niveles de glucosa e insulina constantes en sangre.
  • Más porción de frutas y verduras: Comer una buena variedad de frutas y verduras es un elemento importante de una alimentación saludable. La Organización Mundial de la Salud (OMS) informa que comamos un mínimo de 400 g de frutas y verduras todos los días, lo que equivale a cinco porciones.
  • Microsuplementos: Aunque teóricamente una dieta equilibrada debe cubrir nuestras necesidades en cuanto a micronutrientes, existen  muchos factores que provocan carencias en nuestro organismo por un aporte insuficiente (procesado de los alimentos, contaminación), una mala asimilación (patologías intestinales, alcohol, tabaco)  o un aumento de las necesidades (embarazo, deporte, envejecimiento….).Una suplementación en micronutrientes bajo la supervisión de un experto en nutrición, puede ser el complemento perfecto para nuestra salud y bienestar. La línea de productos de GlobalDiet, productos naturales de primera calidad, incorpora una amplia gama de suplementos dietéticos y micronutrientes (vitaminas, oligoelementos, omega 3, fitomicronutrientes) y cosmética natural.
  • Reducir el consumo de sal y de azúcar: es importante saber que la sal y el azúcar permiten que subamos más de peso. La sal se encarga de la retención de líquidos, mientras que el azúcar se convierte en grasas acumuladas y calorías.
  • Consumir más fibra: otro de los hábitos de vida saludable que debemos implementar es consumir más fibra, la avena, las frutas ricas en fibra entre otros alimentos son ideales no solo como nutrientes para nuestro cuerpo, sino que además permite que el organismo funcione de la forma correcta, es decir permite que podamos evacuar diariamente.
  • Debemos controlar nuestra alimentación de forma estricta, en términos generales de Lunes a Viernes, no debemos olvidar nuestra tendencia a engordar y el esfuerzo que nos ha costado llegar hasta aquí.
  • Podemos relajarnos los fines de semana, dándonos algún capricho si nos apetece.
  • Muy importante pesarnos los Lunes recién levantados y anotar el peso en nuestro cuaderno de control de peso.
  • Muy importante acudir a la revisión mensual con nuestra dietista/nutricionista para no desviarnos de nuestro objetivo y realizar IMPEDANCIOMETRIA  de control.
  • Contactar inmediatamente con nuestra dietista/nutricionista si aparece ansiedad por comer (bulimia) y/o ganancia de más de 3 kilos en un control de cualquier lunes.
  • CONSEJOS CRONOBIOLOGICOS, ¿qué comer y en qué momento?

Las proteínas deben de formar parte de todas las comidas del día. Las carnes rojas y los huevos por su lenta digestión deben ser ingeridas en el almuerzo preferentemente.

Los hidratos de carbono menos favorables y desfavorables deben ser ingeridos de forma ocasional en el desayuno (mermelada, dulces, azúcares refinados). Absolutamente PROHIBIDOS EN LA CENA.

Las grasas saturadas deben ser ingeridas preferentemente en el desayuno como fuente de energía y por su moderado efecto hipocolesteronemiante.

  • REGLA VISUAL, con objeto de no tener que pesar los alimentos y organizar una comida principal de forma equilibrada y en cualquier sitio y momento (un aeropuerto, comida de negocios…), utilizaremos en cada comida principal 1 solo plato o fuente mediana.

Visualmente tendremos que organizar los alimentos.

1/3 estará ocupado por proteínas (150 gramos de carne, pescado, marisco o dos huevos)

1/3  estará ocupado por hidratos de carbono lentos: verduras y ensaladas.

1/3 estará ocupado por hidratos de carbono rápidos: arroz, pasta o patata cocida.

De postre o aperitivo, una pieza de fruta.

*Aliñar con 10 gr de aceite de oliva (1 cucharada sopera) + 10 gr de vinagre de vino blanco o limón fresco (1 cucharada sopera)

+ sal, pimienta o especias con moderación.

En resumidas cuentas tenemos que concluir que la promoción explícita de un estilo de vida saludable como un valor en la estrategia empresarial orientada a sus directivos, va a tener una poderosa influencia en las organizaciones, ya que son ellos quienes toman las decisiones más importantes, y estas decisiones van a estar relacionadas en mayor o menor grado con su estado de salud

Artículo escrito por el Dr. Francisco Ortiz Marti, Director Médico Centros Médicos Global Diet

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*